Mi nombre es Pablo López, estudiante de último año de Ingeniería Eléctrica de la Escuela de Ingenierías Industriales de Badajoz en la Universidad de Extremadura.

A 103km de mi ciudad natal, Évora (Portugal) fue el destino que elegí para realizar mi primer salto en paracaídas desde una altura de 5.000 m.

Al inicio te dan una pequeña charla de seguridad. “Pero vamos que a 5000m de altura, por muchos consejos de seguridad que te intenten enseñar, siempre queda la duda y el miedo de que puede pasar algo malo”, al menos eso pensé para mis adentros. Posterior a la charla, tuvimos la opción de elegir traje y gafas y además tuvimos una pequeña presentación con el que iba a ser nuestro monitor de salto.

Con todo dispuesto, fuimos camino hacia la avioneta, la cual tenía un espacio diminuto, para desplazarnos, teníamos que hacerlo de rodillas. Mis nervios aumentaban a medida que ascendíamos.

Una vez arriba, se abre la puerta, corre un viento increíble y era un manojo de nervios. Nos desplazamos de rodillas hasta la puerta, miro hacia abajo y sentí el mundo en mis pies. La media hora de vuelo no se puede explicar con palabras, creo que como podréis ver en el vídeo, es una sensación indescriptible.

Una de las mejores experiencias de mi vida, un trato espectacular y desde luego te quedas afónico, al menos yo, que no deje de gritar hasta que llegue a tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s